Las carcomas

Guía completa sobre las carcomas

Es difícil no optar por mobiliarios o estructuras hechos en madera, pero cuando hacemos nuestra elección, entendemos el riesgo que trae consigo la misma. Las plagas que atacan esta fibra son muy comunes y complicadas de eliminar; pudiendo causar grandes daños irreversibles en nuestro hogar. En Biogestion Services (BGS), contamos con una larga trayectoria en el ámbito de control de plagas y sabemos cómo tratar toda plaga dañina que ponga en riesgo las estructuras o mobiliarios que posees.

Entre las más comunes, se encuentran las carcomas, pertenecientes a la familia de coleópteros y principales enemigas de las fibras de madera, que son su alimento principal. Son una plaga realmente peligrosa, que puede desgastar estructuras enteras de madera en solo pocos meses, pudriéndolas desde dentro y dejándolas débiles e inservibles.

Los profesionales de nuestra compañía están acostumbrados a tratar con estos agentes, y es por eso que hemos decidido crear un breve compendio informativo acerca de la carcoma y su rango de acción. Este artículo te ayudará a estar completamente informado sobre esta plaga y podrás afrontarla en caso de que se presente en tu hogar.

control de plagas avispas

Información sobre la especie:

La carcoma agrupa varias especies de escarabajos, que ocupan la fibra de madera y se alimenta de ella durante largo tiempo y de manera indetectable. Su desarrollo atraviesa por una fase de larva, siendo esta la responsable de comerse la madera y perforarla desde dentro. 

No es sencillo darse cuenta de que esta plaga está presente, debido a que son los insectos en su fase adulta quienes realizan el orificio y salen a la superficie. Pero como su vida en el exterior es muy corta y solo tienen un corto periodo de tiempo para depositar sus huevos en otro lugar antes de morir, es realmente peligroso dejarlas proliferar en nuestros hogares hasta este punto, pues pueden expandirse con rapidez y sin control.

Estos insectos xilófagos cumplen una metamorfosis completa que inicia cuando la hembra deposita sus huevos en alguna grieta, de cualquier objeto o estructura de madera; incluso en los agujeros que deja un escarabajo adulto. Cuando estos eclosionan, las larvas penetran inmediatamente y comienzan a alimentarse de manera silenciosa durante mucho tiempo.

Una vez terminado el desarrollo, forman una especie de capullo conocido como pupa, desde donde emerge el escarabajo adulto que deja como rastro un orificio en la madera. Este abandona su antiguo hogar y comienza la búsqueda de una nueva madera donde reproducirse.

Tipos de Carcoma

En realidad, se les llama carcoma a todos los insectos que hacen huecos en la madera. Sin embargo, hay tres especies que hemos tratado en las ciudades donde trabajamos, como Sevilla, Huelva y Cádiz, y que son consideradas como las más dañinas. Estas se diferencian principalmente por su apariencia y por el tipo de madera que atacan.

 

N

ANÓBIDOS

Las larvas de esta especie tienen una forma arqueada y son de color blanco. Estas penetran en la madera y crean galerías paralelas a la fibra. Los adultos están cubiertos por un capuchón llamado pronoto y tienen un tono bastante oscuro. 

Crean agujeros circulares que van de 1 a 4 milímetros aproximadamente. Viven de 1 a 4 semanas y pueden volar grandes distancias por lo que pueden afectar piezas alejadas del foco inicial.

Las hembras pueden poner hasta 80 huevos que eclosionan 5 semanas después, mientras que la larva pasará a roer la madera durante 2 o 3 años, dependiendo de las condiciones climáticas.

N

LÍCTIDOS

Las larvas son bastante similares a los Anóbidos, pero solo atacan la madera con alto contenido de almidón y humedad. El insecto adulto es de color rojo con una forma alargada bien definida. Sus orificios no superan los 2 milímetros, por lo que su rastro es bastante fino.

Las hembras paren en grupos de 2 a 4 huevos hasta llegar a un máximo de 50. Mientras que las larvas aparecen transcurridas 3 semanas. El proceso de metamorfosis completo transcurre en el período menor a un año.

N

CERAMBÍCIDOS

Esta especie se conoce como carcoma gigante. Sus larvas tienen un color amarillento y poseen anillos muy notorios. Además, cuentan con unas mandíbulas bastante poderosas, logrando excavaciones de sección oval, dejando un rastro muy grueso de forma cilíndrica. 

Es poco común observar al insecto adulto, pues viven muy pocos días. Sin embargo, las hembras pueden llegar a poner 200 huevos y el proceso larvario puede durar hasta 12 años pero esto va a depender de las condiciones ambientales.

En el país se originan dos especies diferentes de cerambicidos. La primera es la hylotrupes bajulus, que en su etapa adulta, puede llegar a medir 20 milímetros, su color es marrón o negro y ataca principalmente a la madera de carpintería. La segunda es la hesperophanes cinereus, que tiene una longitud de 24 milímetros, es de color rojizo y afecta exclusivamente las maderas frondosas.

¿Cómo descubrir la presencia de carcoma?

La carcoma suele aparecer con facilidad debido a que los insectos adultos vuelan durante el periodo primaveral y por el otoño buscando madera nueva donde poner sus huevos e iniciar una nueva familia.

También se propagan rápidamente en los aserraderos o durante la realización de obras en construcción o rehabilitación, debido a que hay grandes acumulaciones de madera y muchas de ellas están agrietadas por el trabajo. Basta con que un solo listón esté afectado para dañar a los demás.

No es fácil evitar que la carcoma ataque alguna pieza de madera, porque las larvas son muy ágiles y prácticamente invisibles. Sin embargo, estos pequeños huéspedes dejan algunos rastros externos que permiten reconocer su presencia cuando se presta la atención constante al mobiliario o a la estructura de la casa. Las siguientes señales serán indicativo de que es momento de buscar a los profesionales de las plagas.

 

control de plagas avispas

Información sobre la especie:

  • Montoncitos de serrín en el suelo. Suele ser el indicativo más rápido y notorio. Los rastros de madera se conocen como quera y su textura dependerá del tipo de carcoma. Los residuos de los carambícidos son más gruesos, pues la larva es más grande que las demás.
  • Agujeros en la madera. Estos son los que realizan los adultos para salir al exterior. En este caso ya la plaga ha avanzado bastante, por lo que se debe actuar inmediatamente.
  • Ruidos internos. Las larvas provocan un leve ruido al morder la madera para alimentarse. Estos sonidos no se detectan fácilmente, se requiere de personal calificado en el tratamiento de plagas.
  • Presencia de túneles. Si el ataque no es tan profundo las galerías o túneles son visibles y, en algunos casos, la capa exterior de la madera se rompe.

Es importante prestar especial atención al estado de la madera, pues si esta presenta un aspecto avejentado que no tenía desde el principio o comienza a tener pequeños desperfectos o grietas en los bordes, también son señales de alerta en la aparición de carcomas.

También se pueden observar escarabajos carcomas en las paredes. En ciudades como Sevilla, Huelva o Cádiz, suele suceder entre los meses de abril y octubre, debido a que la infección ya ha ganado bastante terreno, por lo que es necesario aprender a diferenciar a estos insectos de la plaga común.

 

Diferencias entre la carcoma y las termitas

Por la falta de conocimiento acerca de las plagas, específicamente sobre esta especie, es normal confundir una carcoma con una termita, debido a que estas son las más conocidas. Por el hecho de que ambas causan daños a las estructuras de madera, puede generar un ligero desconcierto, pero existen marcadas diferencias que permiten identificarlas para aplicar las medidas correctivas adecuadas.

Y aunque estas son algunas de las diferencias más sencillas, la realidad es que solo los especialistas en el control de plagas pueden detectar a cabalidad sobre el tipo de plaga que está presente en un hogar. Por eso, te recomendamos contactarnos en caso que detectes la presencia de enemigos en tus estructuras o mobiliario de madera, de modo que podamos hacer una revisión exhaustiva de la zona y aplicar los controles necesarios de inmediato.

 

N
  1. La carcoma no se observa con facilidad y el daño lo provoca una larva, mientras que las termitas son insectos visibles a los que se les puede distinguir la cabeza, el tórax y las patas.
N

2. El sonido que producen las carcomas al alimentarse es perceptible al oído humano. Las termitas corroen la madera sigilosamente.

N

3. Con la presencia de carcomas se evidencian rastros de serrín, pero cuando las atacantes son termitas se observan túneles de barro en las estructuras aledañas a la madera afectada.

Tratamientos correctivos para carcomas

El objetivo de estos tratamientos es eliminar la plaga carcoma para detener el daño en la madera. Para realizar la elección de un insecticida efectivo y el método de aplicación adecuado es indispensable contar con la asesoría de un experto, quien realizará los estudios pertinentes a fin de realizar un diagnóstico certero sobre la gravedad del problema. Entre los métodos más utilizados se pueden mencionar los siguientes:

 

Inyección

Es el tratamiento más común y efectivo para eliminar carcomas, debido a la forma de acción de la plaga. Consiste en aplicar insecticidas a presión en el interior de las estructuras, a través de unos tacos inyectores puestos en la madera que tienen válvulas retenedoras que detienen el retroceso del producto.

Pulverización

Este producto se utiliza en piezas de carpintería cuando la infección está en sus fases de inicio. Consiste en aplicar el insecticida en la superficie de la madera, mientras se combina con otros tratamientos con el fin de optimizar su efectividad.

Aplicación de geles

Se aplican en caso de requerir una mayor fijación y efectividad del tratamiento sin perforar o maltratar la madera. El gel es ideal para eliminar la plaga carcoma en obras de arte, por lo que es recomendable utilizarlo también de forma preventiva.

Consejos finales para el tratamiento adecuado de la carcoma

Debido al comportamiento de esta plaga, lo primero debemos hacer para disminuir el riesgo de invasión, es mantener la madera lo más sana posible, eliminando cualquier grieta donde el insecto adulto pueda depositar sus huevos. Además, es necesario revisar cuidadosa y periódicamente las estructuras, para descubrir la existencia de algunos de los rastros visibles antes de que la polilla avance demasiado.

También existen tratamientos especializados para la carcoma que, además de eliminarla, evitarían una nueva infección. Estos productos generalmente son protectores líquidos que fijan su principio activo a la madera, una vez que el disolvente se ha esfumado. Pueden aplicarse superficialmente o a través de inyectores.

Muchas veces, las personas recurren a remedios caseros para ahorrar dinero o aplican productos sin tener los conocimientos necesarios. La realidad es que, haciéndolo de esta manera, el problema no hará más que aumentar, o en el mejor de los casos, lograrán mitigar la plaga sin erradicarla por completo.

Y viendo la complejidad de este asunto, siempre te recomendaremos contar con asesoría especializada acerca del control de plagas. Solo dejándole en manos tu problema a un profesional, se podrá determinar el producto a utilizar más adecuado a tu caso, el método de aplicación que será plenamente efectivo y la periodicidad en la que es recomendable realizar el tratamiento.

 

Quienes somos

Biogestion Sevices (BGS) es una empresa joven, enmarcada en el ámbito de la Salud Ambiental, que consta de un equipo humano altamente cualificado y formado, activo, con alto nivel de rigor y profesionalidad y una amplia experiencia dentro del sector.

Conecta con nuestras redes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
Abrir chat